Ocho razones por las que NO DEBERÍAS hacer roller derby

OK, leíste y viste todos los videos de youtube sobre roller derby y lo encontraste increíble y estás convencida que esto es lo tuyo y que no hay nada en la vida que te haría más feliz.

Bueno, nosotros queremos ese espíritu en nuestra liga y en el roller derby chileno, pero necesitamos que estés segura de la decisión que estás tomando.

Aunque suene ridículo, este artículo es para convencerte de NO HACER roller derby y aquí están las razones:

N°8. No tienes tiempo. Si eres una mujer con dos pegas o una muy dura y demandante, tienes varios hijos y un marido (o quizás amante) que atender, estudias después del trabajo, te gusta seguir la teleserie nocturna, o vives en ese lugar que el Transantiago olvidó y que deberás tomar más de dos locomociones para llegar a entrenar y por lo mismo no podrás hacerlo dos o tres veces por semana, mmm bueno, es altamente probable que esto no sea lo tuyo. El roller derby es un deporte que junto con entrenar tu cuerpo y mente, entrena tu tiempo y para eso necesitas tener al menos un poco de disponibilidad en tu agenda. No basta con entrenar, debes participar de las muchas y distintas actividades que tu liga requiere, desde limpiar la cancha para patinar hasta trabajar en la organización de eventos, promoción de partidos y otros, como por ejemplo, adaptar textos jaja!. Al comienzo parece poco, pero luego, cuando te has hecho adicta al roller derby y quieres hacer todo por él, verás que la falta de tiempo termina minando tu rendimiento y la relación con tu liga porque siempre estarás al debe con tus compañeras, las que te quedarán esperando al entrenamiento que no llegaste y contarán contigo en ese compromiso que no cumpliste. Reorganiza tu calendario y luego piensa en ser una patinadora porque aquí sí que hay que ser multimujer. 

N°7:  Te carga que te empujen. ¡¡O sea!!. Olvídalo, este no es tu deporte, empujones es lo que menos que vas recibir y a veces fuera de regla. Cualquier otro deporte puede darte mayores garantías de no recibir golpes que el roller derby. ¡Anda y búscalo!.

N°6:. Te encanta la panty calada y el brillo. El roller derby es un deporte, y las patinadoras entrenamos muy duro y a veces se nos hace más duro aún, porque no siempre fuimos deportistas. Esto no es sólo brillo, mallas y maquillaje simpático en la pista. Si sólo buscas eso, hay hobbies muy entretenidos y menos sacrificados, como el stripdance, el baile en caño u otros. Ahora, si quieres ser una atleta y sudar con mucho estilo, bueno, en ese caso el roller derby es para ti.

N°5. No es barato.  Si bien, no es un deporte de elite, el roller derby es un deporte caro. No sólo debes costear la mantención de tus patines, deberás pagar cuotas mensuales de liga que permiten arrendar canchas y otras cosas administrativas (calcula 10 o 15 mil pesos chilenos mensuales como mínimo). No se te irá el sueldo en eso, pero tu constancia y responsabilidad pesan en las evaluaciones. Por otra parte, el roller derby exige de implementos de seguridad que no son eternos y deben ser recambiados varias veces en el año. Eso sin contar los viajes. Como este deporte es nuevo y nos tenemos que autofinanciar, si te toca representar a tu liga, lo más probable es que tengas que costear tú los gastos de ello. 

Saca las cuentas y asegúrate que puedes llegar a fin de mes siendo patinadora.

N°4: El trabajo en equipo no es lo tuyo. Si no gustas de compartir los éxitos y derrotas y te gusta SER la estrella más que sólo llevarla en tu casco, no tienes futuro en el Roller derby. En este deporte es más fácil que gane un equipo con fiato entre las patinadoras, aunque no sean las mejores por sí  solas, a un equipo hecho de solitarias estrellas sobre ocho ruedas. El individualismo es el peor enemigo en el Roller derby, si quieres figurar sola, el tenis puede ser tú opción. Acá, o brillamos todas o sencillamente vamos en equipo por un churrasco que nos quite la pena luego de una derrota, pero siempre juntas y colaborando.

N°3:. Te cuesta controlarte.  Si no toleras en lo más mínimo la frustración, si no eres capaz de decir que algo te molesta, calmadamente, estamos en problemas. El Roller derby pone bastante adrenalina y tensión en el ambiente como para soportar a una jugadora pataleando en la banca, insultando a los árbitros o gritando a las compañeras. Durante los entrenamientos y también en los partidos,  el equipo necesita de nuestra concentración y calma. Si no te puedes controlar y por todo armas un drama, sólo serás un peso más para tus compañeras y puedes llevarlas a un fracaso. El Roller derby exige la mejor de las actitudes, o te unes, o mejor insiste con el tenis, ahí puedes arrojar la raqueta si algo va mal.

N°2: Te carga que te corrijan. A menos que hayas jugado roller derby antes, hay muchas cosas que no sabes, desde las reglas hasta técnicas de patín, incluso si patinabas antes. El Roller derby trae consigo toda una cultura y en eso, todos los días tenemos mucho que aprender, sólo serás feliz si eres capaz de tomarte cada consejo o crítica como una ayuda para avanzar. El día de mañana estarás dando tú el consejo y querrás que sea bien recibido. En este deporte se genera una hermandad muy distinta a la de otros deportes de equipo, la máxima es “quiero que todas seamos buenas, pero juntas” y para eso, debes aceptar tus errores y a quién te los muestra, sólo así podrás mejorar. Es importante que sepas eso sí, que todas estamos en el mismo proceso de aprendizaje, unas más adelante y otras más atrás, lo importante es escuchar y tomar lo bueno, lo demás sólo lo dejas pasar y siempre respondes con un ¡Gracias!.

N°1: No cotizas para tener previsión de salud, ya sea Fonasa o alguna Isapre. El roller derby es un deporte de contacto, en donde estarás expuesta a accidentes, que si bien no cobrarán tu vida, eventualmente pueden sacarte de tu rutina por largo tiempo y dejarte con saldo negativo en la cuenta por largo rato.  Es tal vez, el más triste de los argumentos, pero siendo responsables, debemos advertirte de esto, si no puedes costear un accidente no puedes hacer roller derby. Lo mejor es que regularices tu situación y una vez que tengas cobertura te unas a nuestra liga para golpear con tranquilidad.

Si alguno de los argumentos anteriores te hizo retroceder, tranquila, a la mayoría las haría retroceder igual. Si a pesar de lo anterior no te rindes, entonces únete a una liga, organizando tu tiempo y dinero, porque el roller derby te atrapa por completo. Terminarás amando este deporte y amando a tus compañeras como a nadie. Muchas veces llorarás de rabia o frustración también, pero lo maravilloso es que nunca más lo harás sola, tendrás un equipo de mujeres increíbles apoyándote.

Artículo Original

http://www.derbylife.com/columns/2011/07/8_reasons_you_shouldnt_play_roller_derby

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *